España se ha posicionado como uno de los países que más podcast escucha.  ¿Formas parte de esta “moda”? O, ¿te has quedado leyendo la palabra “podcasts” intentando descifrar qué es y cómo se pronuncia? Si es tu caso, no te preocupes, te enseño qué es.

“Es una grabación de radio digital que está disponible cuando tú quieras”

Si ya lo conoces, habrás visto que se trata de un formato muy práctico, ya que podemos consumir gran cantidad de contenido sin desviar la atención de otras tareas: mientras estamos en el metro, haciendo deporte o, si eres multi tasking, durante la jornada laboral.

Además, se trata de un tipo de formato que aún no está siendo utilizado por muchas empresas, por lo que nos puede dar una ventaja competitiva, incluso trasladar una imagen de innovación a la marca.

Por otro lado, con el auge de los altavoces inteligentes (como Google Home y Alexa), promete ser un tipo de contenido que va a vivir una gran revolución.

Por ello, se hace imprescindible añadir esta variable a todo nuestro in/outbound marketing y estrategia de contenidos. Y dicho así, suena muy fácil. Incluso puedes haber pensado “excelente, voy a hacerlo…”. Pero, ¿sabes realmente todo lo que implica la creación de este nuevo formato? ¡Arrancamos!

¿Te oyen o te escuchan?

Muchas veces las prisas nos juegan malas pasadas. Es por ello que no quiero dejar de mencionar la necesidad de hacer un buen buyer persona. Solo después, podremos pensar la estrategia de contenido que puede resultar interesante para este buyer persona, con el fin de que nos escuchen y no solo nos oigan. De esta manera, conseguiremos que este nuevo canal sea exitoso y perdurable.

Antes, hay que tener una cosa en cuenta: tardamos menos en escuchar un podcast que en leer el mismo contenido en un artículo. Además, al poder consumirse mientras realizamos otras tareas nos da la posibilidad de conectar con el usuario durante mucho más tiempo. Esto plantea un reto muy concreto a los creadores de contenido: crear hilos conductores al más puro estilo radiofónico, combinados con los objetivos y trazabilidad de la analítica digital (fundamental, como siempre). De lo contrario, el contenido en este formato sufrirá a largo plazo si no tiene una buena estrategia detrás.

Por todo ello, te recomiendo que hagas una listado de temas con potencial interés para tu buyer persona. Siempre podrás apoyarte con contenidos que ya hayas creado en tu blog, RRSS u otros medios, aunque no debemos caer en la tentación de crear el mismo contenido para este canal como para el resto. Si lo hacemos, estaremos canibalizando nuestros formatos de comunicación en lugar de que sean contributivos y puedan nutrirse entre ellos.

En cuanto a la creación de temas, primero deberás pensar en qué es lo que buscas con la creación de este nuevo canal. Las opciones son múltiples y por supuesto, no excluyentes. Podemos utilizarlo para atraer a nuevos clientes, fidelizar a los que ya tenemos, hacer una llamada a la acción hacia algo específico…

Para abrirte la mente acerca de qué temas puedes hablar, podrás acceder a herramientas gratuitas como Google Trends o el simple Suggesting de la barra de Google. No obstante, si quieres profundizar en este tema, te recomiendo que leas este artículo mejor.

Una vez nos hemos decidido sobre el contenido, nos ponemos a grabar…

Y ¿ahora qué? ¿Cómo subo este contenido?

¿Dónde subimos nuestro contenido de audio?

Para empezar, una vez tenemos nuestro audio en formato MP3, tenemos que subirlo a la nube. En este sentido, tenemos 2 opciones: almacenarlo en nuestra web o en un servidor de hospedaje de podcasts. Después de subirlo, se generará el llamado feed o fuente RSS que nos servirá para incluir el contenido en diferentes plataformas. De esta manera, cada vez que realicemos un cambio en nuestros audios, se actualizará automáticamente en todas las aplicaciones (en lugar de tener que ir una por una).

La decisión es compleja. Pagar un servidor adicional por alojar tu contenido o hacerlo en tu web. Y pensarás, “en mi web, que ya lo tengo pagado”. Pero, para ello, tienes que analizar cuál va a ser el peso de tu audio y cuántos vas a generar, dado que puede llegar a sobrecargar al servidor y terminar por penalizar la carga.

Si nos decidimos por un servidor aparte, por supuesto hay modelos freemium. Uno de los más conocidos actualmente es Ivoox. Pero te recomiendo que estudies todas las posibilidades y elijas cuál se adapta mejor a ti y a tu bolsillo.

Una vez decidido este paso, ¡ya podemos pasar al siguiente!

¿Dónde puedo compartir mi podcast?

Uno de los agregadores más famosos actualmente es Spotify. Se trata de la plataforma con más usuarios y con la que ganaremos mayor visibilidad. Aquí podrás compartir tus contenidos: https://podcasters.spotify.com/

¡Pero hay mucho más mundo después de él!

Por ejemplo, existe Google Podcasts donde podremos ingresar nuestro contenido de audio para que posicione mejor en el buscador (más adelante hablo sobre el SEO con este formato) y aparecer en un rich snippet. Además, podremos ser reproducidos en los smartspeakers sin necesidad de que el móvil esté conectado a ninguna app.

Para ello, si ya tienes tu feed RSS, solo tendrás que introducirlo en la plataforma oficial de Google: https://search.google.com/devtools/podcast/preview

Por último, pero sin embargo más importante: Apple Podcasts. Se trata del agregador de podcasts más antiguo y grande del mundo. Para subir nuestro contenido, tan solo tendremos que meternos en iTunes podcasts y seguir unos pasos similares a los anteriores.

Y antes de terminar, el hecho de subir nuestros podcasts en las plataformas más importantes, no implica que dejemos de compartirlo también en nuestra web. Una manera de hacerlo es crear un apartado diferente, como el blog, donde poder ir linkando todos los contenidos que vamos generando. Además, en ella, podremos poner acceso directo a las distintas plataformas (Spotify, iTunes, etc.) y que sea el oyente el que elija en cuál prefiere escucharnos.

Y después de todo, lo importante: ¿cómo posiciono mi podcasts?

La descripción del audio es fundamental para crear deseo en tu oyente de escucharte pero, además, vamos a utilizarlo para influir en el SEO.

También podremos acompañarlo de una imagen llamativa para captar la atención, que nuevamente la posicionaremos ayudando al SEO del podcast.

Para crear nuestro RSS, tendremos que utilizar un conjunto de etiquetas HTML para dar información a Google sobre qué trata el contenido. Algunas serán a nivel de capítulo (podcast individual) y otras a nivel de la serie (agrupación de capítulos). Si quieres conocer cuáles son, te animo a que eches un vistazo a la información que nos da Google y los requisitos.

 

Cerrando este artículo, te lanzo esta reflexión: ya hemos hablado varias veces sobre el Voice Search y la relevancia que tendrá en los próximos años. ¿Cómo crees que encaja una buena estrategia de podcasting en las futuras estrategias de marketing digital? Te invito a descubrirlo en nuestro próximo evento sobre la importancia de la Inteligencia Artificial en el Marketing.

 

Autora: Ayla Briega, Marketing Intern en The Valley.

Te puede interesar