was successfully added to your cart.

Carrito

marketplace

En los últimos años con la transformación digital han aparecido muchas posibilidades de potenciar una marca en internet y de realizar ventas online.

El ecommerce y marketplace son dos modelos de negocio diferentes, que pueden ser utilizados juntos o no, según los objetivos de la empresa. A nuestra vida cotidiana se han incorporado más que nunca las compras online, por lo que conocer las opciones de comercio electrónico es fundamental. Los marketplace son una clara opción tanto para negocios como para marcas, su presencia en estos espacios es esencial. El principal desafío es ver cuál de todos es el mejor para vender online.

El boom del ecommerce ha dado lugar al nacimiento y la expansión de muchos marketplace online. Sin embargo, por muchas facilidades que ofrecen las tiendas online a la hora de revisar el catálogo y stock, no son cómodas si el cliente quiere comparar precios y productos entre ellas. Por este objetivo nacieron los primeros marketplaces digitales para empresas.

¿Qué es un marketplace?

Es una plataforma digital que recibe a diferentes vendedores y proveedores, para conectarlos con compradores, bien sean particulares o empresas. En ella podemos encontrar una gran gama de categorías y productos. Principalmente actúa como intermediario a lo largo del proceso de compraventa, con diferentes comisiones o tarifas para los vendedores. Cierto es, que existen algunos que no cobran comisión o que permiten publicar algunos productos gratuitamente, pero cada vez son menos.

Los compradores online acceden a estas plataformas para realizar consultas en el catálogo de varias marcas, búsquedas por tipo de producto, precio y cantidad de palabras clave. El mayor atractivo que tiene es realizar comparaciones rápidas desde la misma web.

Independientemente de todas las ventajas que podemos encontrar en un marketplace, se trata de un espacio con mucha competencia, ya que los vendedores tienen que pasar un proceso de selección, cumplir ciertos requisitos en los productos publicados y atraer clientes entre multitud de competidores los cuales no ofrecen mucho nivel de personalización.

Para los vendedores, comercializar sus productos a través de estas plataformas les facilita obtener un mayor tráfico y número de ventas, si lo comparamos con la venta individual en  una tienda online.

Un marketplace online está influenciado por algoritmos y normas que definen cuales son los productos que más destacan en la plataforma, por normal general las marcas más conocidas aparecen en las listas de los más vendidos y populares, dando más visibilidad a las pequeñas o recién llegadas.

Tipos de marketplace

Es necesario conocer los distintos tipos para escoger el que mejor se adapte a tus necesidades.

Por el grado de especialización

  • Generalistas, aparecen a principios del siglo XXI. Son plataformas que van evolucionando en función de las necesidades de sus clientes, hasta que venden todo. La idea principal es poder vender cualquier mercancía en cualquier lugar.

Es interesante a la hora de vender porque dan espacio a todo tipo de productos, eso sí, la competencia es muy alta, por lo que posicionarse es más complicado.

  • Verticales, está especializado en un nicho de mercado concreto, lo que le da cierta ventaja como vendedor.

Al tratarse de un espacio más concreto, por lo general, cualquier persona que accede a ella tiene un cierto grado de especialización. Todo depende del sector al que te dediques y los planes de futuro de tu tienda.

Por la oferta

  • Venta de productos, por norma general en lo que se piensa al hablar de comprar en marketplace o en internet. Gran parte de estos soportes se basan en este modelo.

Si los productos que vendes los adquieres a través de una mayorista, es recomendable que tengas un proveedor dropshipping, es decir, alguien que esté sincronizado directamente con tu cuenta de vendedor y sea el encargado de hacer el envío al cliente final una vez registrada la compra.

  • Venta de servicios, al igual que productos también se pueden vender servicios en estas plataformas.

Por el tipo de cliente 

Existen dos tipos, orientados a la venta B2B (el cliente es una empresa) y a la venta B2C (el cliente es un consumidor final). 

  • B2B, en este tipo se venden productos o servicios que va a adquirir otra empresa. Por lo que, la plataforma actúa como un intermediario entre el proveedor del bien o servicio y quien pueda necesitarlo.

Se dirige a clientes profesionales que necesitan una mercancía determinada para seguir produciendo en su negocio. Un mercado virtual en el que se intercambian productos como denominador común, es eficiente para la apertura de nuevos mercados o hallar nuevas oportunidades de venta

  • B2C, se trata del sistema más conocido, puesto que como vendedor en un comercio en Internet ofrece los productos o servicios directamente al cliente final.

Categorías de estas plataformas

Podemos destacar cinco, que son las más comunes a día de hoy:

  • On demand, ofrece servicio bajo una demanda inmediata del cliente.
  • Managed, en el modelo más común para productos. Para garantizar un buen funcionamiento, interviene un intermediario, además, proporciona tareas de apoyo, de logística y mantenimiento. Lo que garantiza un control de calidad sobre los productos que ofrece, asimismo hace partícipe al gestor en el proceso de compraventa.
  • Community-driven, se sostiene sobre una comunidad de vendedores y marcas independientes, pero tienen en común una filosofía de compraventa y fabricación artesanal. Buscan un tipo de comprador más leal.
  • SaaS, este sistema ofrece a los usuarios una herramienta fácil de manejar para la construcción de su propia página web dentro de la red de marketplace.
  • Descentralizado, este soporte da todo el control a los vendedores. No hay ningún operador que se encargue de controlar la plataforma, se sigue un funcionamiento P2P, en el que cualquiera puede vender y comprar. Se podría decir, que es el torrent del comercio electrónico, ya que se teme que este sistema se utilice para ventas ilegales.

Ventajas  

  • Se reducen los costes, ya que cuentas con la infraestructura y únicamente pagas una cuota mensual o comisión por cada venta.
  • Posicionamiento orgánico, estas plataformas están muy bien posicionadas en buscadores debido a la gran inversión de recursos en ello y en publicidad.
  • Mantienes la imagen de marca, formar parte de este tipo de plataformas no supone una renuncia a tu propia marca. Es decir, los cliente pueden valorarte de forma independiente, pueden buscar tu tienda en el site y comprar ahí antes que a los competidores.
  • Confianza, el proceso de pago en una compra online es un punto sensible. Por lo tanto es esencial que la plataforma en la que se trabaja transmita confianza. Además, vender productos en estos espacios te da la posibilidad de que cuando los clientes conozcan tu marca, posteriormente busquen directamente tu propio ecommerce.
  • Comentario y reviews, los marketplace reciben un gran volumen de visitas y por ello también comentarios y puntuaciones, lo que proporciona a los nuevos cliente confianza a la hora de comprar un producto.
  • Acceso a gran público, te permite llegar a un volumen de tráfico muy elevado, un público al que te sería muy difícil llegar a través de tu propio canal 
  • Fácil internacionalización, puede ser un canal de exportación para las empresas que deseen vender en el extranjero, elimina las barreras de preparación técnica y legislativa, idiomas o la dificultad de encontrar un socio local. En los últimos años se ha observado un incremento del mercado online internacional, en concreto en artículos para el hogar, moda, mascotas y artículos deportivos.
  • Venta cruzada, al compartir plataforma con un sinfín de marcas que ofrecen productos complementarios al tuyo, cuando un cliente realice una búsqueda tu producto aparecerá como producto relacionado.

Inconvenientes

  • Menos libertad, hay que respetar y ajustarse a las normas establecidas. En ocasiones, puede limitar la capacidad de venta o de llegar a un público concreto. El particular no tiene libertad para mostrar sus productos como quiere, ni tiene el control del proceso de venta.
  • Dificultad para diferenciarse, un marketplace ofrece mucha información y productos, por ello es muy fácil perderse entre ellos y difícil diferenciarse frente al resto de competidores. Asimismo, no permite una personalización de los productos de tu propia marca, ya que todos se ofrecen bajo un mismo patrón. Vender aquí significa tener que competir con infinitos productos de otras marcas que se ofertan justo al lado.  Las páginas se ordenan según las compras realizadas, por lo que al principio es difícil tener visibilidad.
  • La tienda no te pertenece,  ellos te ceden un espacio en su catálogo para vender tus productos a miles de clientes, de esta manera asumes que la tienda nunca será de tu propiedad.
  • Los clientes tampoco son tuyos, el control de los clientes le pertenece a la plataforma, no dispones de sus emails, por lo que no puedes crear una base de datos, lo que impide la comunicación con ellos e imposibilita la fidelización.
  • El coste de vender más, estos espacios tienen como objetivo principal atraer a la mayor cantidad posible de vendedores, a costa de ellos construyen una gran base de clientes de la que obtienen información estratégica, lo que les permite detectar nuevas oportunidades de negocio que posteriormente explotan en su propio beneficio.
  • El marketplace es tu principal competidor, le estás ofreciendo información confidencial sobre tu negocio, al vender tus productos en su plataforma, es decir, tu “peor” competidor tiene pleno acceso a la información más sensible de tu empresa.

Los mejores marketplace para ecommerce

El ecommerce ha llegado a España para quedarse. A pesar de que el mercado español se caracteriza por no dejarse influir fácilmente por las tendencias, gracias a la comodidad que ofrecen estos espacios para vendedores y usuarios, el auge de este tipo de plataformas ha crecido exponencialmente en los últimos años.

  • Amazon

El más famoso a nivel mundial, además del más grande y lucrativo en muchos países. A pesar de su popularidad, se han observado dudosas políticas de empresa, como por ejemplo la dificultad de destacar entre productos de una misma categoría y el cobro de altos porcentajes de venta.

Es de tipo horizontal, comercializa todo tipo de productos mediante portales específicos para ciertos mercados.

  • Ebay

Fue uno de los primeros en nacer y ganar popularidad en España. Introduce el sistema clásico de compraventa mediante pujas, aunque también cuenta con ventas de precio fijo. Se trata de un sistema complejo, e incluye comisión por ventas y tarifas por listar productos.

Ebay es de tipo horizontal en él se pueden adquirir artículos de moda, decoración, deportes… También cuentan con una  categoría de productos de segunda mano o reacondicionados.

  • Alibaba y Aliexpress

Son de origen chino y llegaron a España con la venta de artículos de  moda, belleza, decoración, deporte y tecnología principalmente. Pertenecen al grupo de Alibaba, aunque los compradores de las plataformas difieren bastante. Alibaba está orientada hacia B2B, mientras que Aliexpress es B2C, ya que tiene como principal objetivo  consumidores.

Su principal fortaleza es que no cobran ningún tipo de comisión, es que no cobran ninguna comisión ni tarifa oculta, pero obtienen beneficios de comisiones en otras plataformas del grupo (tarifas de marketing, sistema de pago Alipay y membresías).

  • Newegg

Se centra en la venta de productos electrónicos, recibe menos publicidad que otros, aunque su volumen de visitas es millonario. Aquí las comisiones de venta varían entre un 8% y un 14%, dependiendo del tipo de producto

Se realiza un control de calidad a cada vendedor antes de recibir el visto bueno para vender en Newegg.

  • Etsy

Tiene su origen en Estados Unidos, es de tipo vertical y  su enfoque está en la venta de artículos artesanales, de coleccionismo vintage…

Atrae un público muy específico, por ello puede ser que la empresa no sea tan conocida para los compradores online. En cambio, ofrece buenas oportunidades a nivel internacional de negocio, su popularidad fuera de España es mucho mayor.

 

Si quieres dar el salto al negocio online e impulsar las ventas el Digital Fundamentals Certificate in eCommerce & Marketplaces es para ti. ¡Da el salto y actualízate con The Valley.

_

Autora: Alicia SomavillaMarketing Intern en The Valley.

Te puede interesar