copyright articulo 13

En el artículo 13 y el artículo 11 parece que se está replanteando una gran parte del futuro de Internet. El contenido de estos artículos, ante todo, no dejan indiferente a nadie. ¿Has oído ya hablar de ellos? ¿Sabrías decir exactamente en qué consisten?

Por si no es el caso, vamos a comenzar resolviendo estas dudas para después analizar qué posibles consecuencias tienen y así poder sacar tus propias conclusiones, ¡empezamos!

¿Qué son los artículos 13 y 11?

Para comenzar a explicarlos, hay que mencionar que son 2 artículos que forman parte de un paquete legislativo en el que se pretende reformar la Ley de Copyright de la Unión Europea. Este último punto, “de la Unión Europea”, es interesante dado que todo lo que vas a leer a continuación solo afectará a estos países.

La medida se aprobó el 12 de septiembre por la Directiva sobre Derechos de Autor en el Mercado Único Digital. Por ello, actualmente se encuentran en periodo de negociaciones donde acabarán proponiendo el texto definitivo. Se aprobará, salvo modificaciones, en enero 2019.

Pero su aprobación supone vía libre para las medidas que vas a leer a continuación.

¿Qué es el artículo 11?

El artículo 11 está relacionado con un canon de enlaces y noticias. En él, se establece la normativa donde compartir una noticia, material periodístico o cualquier tipo de contenido protegido bajo licencia de autor, estará prohibido durante 20 años desde la creación del mismo.

Hablando en lenguaje persona, esto quiere decir que para compartir cualquier enlace, extracto de noticia o libro, necesitaremos la licencia del autor.

¿Qué es el artículo 13?

El artículo 13 pretende hacer responsable a las plataformas de que todos los contenidos que se alojen no infrinjan ningún derecho de autor.

Volviendo a hablar en lenguaje persona. Hasta día de hoy, si grabábamos una película y la subíamos a YouTube, la responsabilidad del copyright era del usuario. Con este nuevo artículo, lo que se pretende es responsabilizar a YouTube o Facebook. En caso de ocurrir, todo el peso de la ley recaerá sobre la plataforma de alojamiento.

Para protegerse, las grandes plataformas deberán de crear los muros para que este tipo de contenidos no pasen. Y dirás, ¿esto no existía ya antes? Estás en lo cierto, por supuesto que sí.

Por ejemplo, Google cuenta con un “Content ID” para saber si posee o no derechos de autor el contenido. En el caso de YouTube, los vídeos ya pasan un filtro negándonos la subida si infringe algún copyright. Por ello, si intentamos subir algún extracto de canción o película veremos como la plataforma nos lo impide. Aquí puedes ver todos los contenidos con derechos de autor.

El problema es que los filtros no son tan inteligentes como para detectar si el contenido es 100% legal o no. Al imponerse esta nueva ley, van a verse obligadas a la construcción de una gran barrera para asegurarse que ningún “enemigo” pase.

¿Y qué consecuencias tiene todo ésto?

Gracias a la revolución de Internet, podemos consumir noticias, artículos o “chistes”, aportar pequeñas alteraciones y compartirlo. Gracias a este ciclo, Internet se nutre cada día más con la aportación de millones de usuarios.

Pero esta rueda parece que se encuentra en un momento impredecible. No sabemos si puede dejar de ir a las revoluciones que lo hacía hasta día de hoy.

Debido al artículo 11, no vamos a poder hacer cosas tan cotidianas como compartir artículos en FB. Incluso este artículo sería ilegal. Simplemente, por los links que te he dejado a lo largo de él, donde se aporta más información y mejora el SEO.

En cuanto a los posibles consecuencias del artículo 13 y los muros de contención de los que hemos hablado, se verán censurados muchos Youtubers o Influencers. Por ello,  es posible que los creadores de contenido vean suprimidos vídeos solo por las medidas de seguridad preventivas. Teniendo entonces que iniciar los trámites de alegaciones y esperar la resolución para poder publicar.

Además, también se verán censurados por crear contenidos que a día de hoy seguramente veas a menudo. Tales como gameplays, los famosos “memes”, artículos de opinión con algún fragmento del original o sátiras, serán penalizados. A no ser, por supuesto, que el contenido posea más de 20 años desde su creación.

Debido a todo ello, es posible que se produzca la “fuga de cerebros”. Muchos de los Youtubers o Influncers preferirán apostar por la creación de contenido en los países donde se lo pongan más fácil. De hecho, canales como Philip DeFranco o PewDiePie ya se han despedido de nosotros.

En definitiva, la cuestión está en “hasta que punto” podremos compartir un contenido por Internet. O bien como hasta día de hoy, ya que es su esencia, o ha sido una práctica ilegal hasta ahora. Ser o no ser, esa es la cuestión. Y tú, ¿qué opinas?

“Os propongo parar todo, para recuperar la esencia del Ser Humano”

Autora: Ayla Briega, Marketing Intern en The Valley.

Te puede interesar