MENÚ
blogHoy The Valley

5 señales infalibles que indican que debes pivotar

Por 21 diciembre, 2017 Sin comentarios

Saber cuándo pivotar es un arte que todo emprendedor quiere dominar. Muchas veces nos preguntamos: ¿Qué debo hacer cuando el negocio está estancado? ¿Qué sucede cuando las ventas llegaron a un techo y no hay manera de sobrepasarlo?¿Qué hacer cuando mi startup no está progresando?

PI-VO-TAR

Aunque muchas veces no suele ser una decisión fácil. La clave es saber cuándo es el momento adecuado para reinventar tu negocio. Se entiende por ‘pivotar’ la decisión que toma una empresa de cambiar radicalmente su modelo de negocios usando lo aprendido hasta el momento. Es adaptar tu idea al mercado.
Sobre todo cuando una startup está comenzando, el tener esa capacidad de agilidad, adaptación y rapidez en la toma de decisiones, puede salvar tu empresa del fracaso.
Este es un término muy famoso en el mundillo de los emprendedores hoy en día, pero lo cierto es que es un práctica muy antigua en los negocios.
Entre los casos famosos de pivoteo destacamos el de Facebook. Al inicio la empresa tenía un nicho de mercado muy definido (un centro de estudiantes) antes de dar el salto a todo el mundo. También Marlboro, la conocida marca de cigarrillos que arrancó como una línea dedicada al público femenino, o Coca Cola, la famosa marca de refrescos que comenzó como un jarabe que se vendía en farmacias.
El hecho es que pocas ideas de startups son perfectas desde su concepción. Es por ello que te dejamos esta lista de 5 señales infalibles de que tu negocio debe pivotar.

1. No logras conectar con tu early adopter

Las grandes empresas comenzaron trabajando para sus early adopter, aquellos clientes que están dispuestos a pagar por tu producto porque les soluciona un problema o les apasiona. Cuando una empresa está naciendo debe identificar a este tipo de cliente que lo ayudará a salir adelante, y no apuntar a satisfacer a todo el mundo. Si no logras conectar con tu early adopter ¡Prende las alertas! Y cuestiónate si tu negocio debe cambiar de visión o analiza si tu cliente no es quien debería ser.

2. No estás progresando lo suficiente o a la velocidad esperada

Si tras varias intentos y estrategias, las tasas de conversión no se mueven o lo hacen muy poco, es muy probable que el modelo no está funcionando y debas plantearte pivotar.
Aquí destacamos el caso de Groupon. En sus inicios era una plataforma para organizar manifestaciones sociales pero no consiguieron monetizar su idea y ya al borde de la quiebra pivotaron.
Los dueños de Groupon vieron un anuncio de la pizzería abajo de sus oficinas.  Ofrecían 2 pizzas por el precio de 1. Se pusieron de acuerdo con los dueños del restaurante y enviaron la oferta a su base de datos, lo que originó un aumento considerable de ventas. Así nació la plataforma de cupones que son hoy en día.
La moraleja de esta historia es tener la mente abierta. No dejarse vencer por el miedo a experimentar y atreverse a cambiar sus ideas.

3. Una herramienta interna resultó ser más valiosa que el todo

En ocasiones, el momento de pivotar surge cuando el equipo se da cuenta de que las herramientas que estaban usando para impulsar su marca, tienen mayor potencial que el negocio en sí mismo. ¡Eureka! Si esto sucede, cambia el modelo de negocio y sigue adelante con lo ya aprendido.

4. Otro lo está haciendo mejor que tú

Los hermanos Wright no fueron los primeros que intentaron volar un avión, simplemente lo hicieron mejor que sus predecesores y lograron convertirse en los pioneros de la aviación.
No son matemáticas abstractas. Si tu fuerza de ventas constantemente está por debajo de tu competidor: analiza el precio, las funcionalidades y la diferenciación de tu producto con el de tu competencia. Si la situación no mejora, puede que haya llegado el momento de pivotar.

5. La pasión se esfumó

Es muy difícil que una idea triunfe si sus fundadores no creen en ella. Claramente emprender está lleno de dudas, incertidumbre, derrumbes y miedos. Pero si la depresión se vuelve más común que la pasión debes parar y analizarte. ¿Qué-ha-pasado?
Igualmente en el caso de los empleados. Si los ves desanimados, insatisfechos y empiezan a abandonarte, debes explorar y reestructurar tu startup.Emprender implica mucho trabajo y corazón, y si la idea ya no te emociona tanto debes cambiarla porque seguramente se pondrá más difícil. Siempre habrán momentos duros pero también tienes la opción de darle la vuelta a tu startup y reinventarte.

Si te has quedado con ganas de ver más ejemplos sobre PIVOTAR, aquí te dejamos otro artículo en el que podrás ver como otras grandes empresas como NINTENDO, HASBRO, AVON empezaron su vida fabricando cosas que ni si quieras te imaginas y supieron pivotar a tiempo para convertirse en lo que son ahora.

Te dejamos también un fantástico TEST DEL EMPRENDEDOR Un test para medir tu capacidad emprendedora y ver cuál es tu nivel de proactividad, audacia y resolución de problemas, características básicas de todo emprendedor. ¡A por ello!

Autor: Jota ypuntoFounder & Ceo at Entrepreneurs Fight Club y profesor en The Valley

SUBSCRIBIRME