Nuestro alumni, José María Mayorga, nos cuenta su experiencia en el Executive Program in Digital Marketing.

Soy creativo publicitario. Copy para ser preciso. Mi trabajo consiste en crear conceptos y estrategias de comunicación para las marcas. He pasado por multinacionales y por agencias independientes. He hecho campañas para Bankinter, Loewe, Hyundai, Médicos sin Fronteras, Burger King, Nationale Nederlanden, La Quiniela, Euromillones, Ecovidrio, Cruz Roja, Subaru… Hasta hace unos años en medios convencionales (televisión, exterior, print, etc) y poco a poco también en formatos y medios digitales.

La necesidad de formarse

Desde siempre he pensado que un creativo publicitario debe de tener la actitud de meterse en todos los charcos. De enredar. Cuantas más conocimientos y experiencias vivas, más conexiones puedes hacer. Y cuantas más herramientas tengas para llegar, emocionar y convencer, mucho mejor profesional serás, y por ello vi fundamental enredarme un poco más en el mundo digital.

Es cierto que para un creativo publicitario cuya trayectoria se ha desarrollado en medios convencionales da un poco de vértigo asomarse al ecosistema digital, porque cuanto más profundizas más comprendes que no tiene límites. Cualquiera necesitaría muchas vidas para abarcarlo todo. Pero ese no era mi objetivo, sino tener una visión general para poder entender lo que está pasando y por supuesto, tener más capacidades como creativo. Poder ofrecer esas respuestas que las marcas esperan de ti.

La transformación digital en primera persona

Yo no quería un master online, me conozco y encontraría constantemente mejores cosas que hacer. Además, me gusta la gente, y sé que siempre se conocen personas muy interesantes de las que aprender.

Y elegí The Valley. Me habían hablado muy bien de la escuela y me ofrecía la posibilidad de hacer el Executive Program Digital Marketing, un programa de 5 meses que me exigía esfuerzo, por supuesto, pero asumible. Que tocaba todas las áreas interesantes para mí: SEO, SEM, analítica, research, estrategia, branded content, mobile, redes sociales… ofreciéndome una visión 360ª del marketing digital, aunque en mi caso, los aprendizajes claves tuvieron que ver especialmente con tres áreas: campañas de performance, Google Ads y social media, ya que pude aplicar desde el primer día para los clientes de mi agencia los conocimientos que iba adquiriendo.

EPDM, una experiencia única

Otro aspecto importantísimo tiene que ver con los perfiles profesionales de mis compañeros. Directores de marketing de marcas de gran consumo o de lujo, responsables de social media, emprendedores, directores de comunicación, ejecutivos de agencias… un grupo heterogéneo que aportaba a las clases debates interesantísimos y una increíble visión práctica y real.  Todo ello unido a un claustro de profesores que son profesionales en activo de altísimo nivel que exponían sus clases con casos reales y que invitaban a la participación constante.

Sin duda, mi EPDM en The Valley ha sido una de las mejores experiencias que he tenido y que recomiendo convencido a todo el mundo.

¿Quieres saber más sobre el marketing digital y cómo poder impulsar la transformación digital en tu proyecto? Aquí tienes más información.

Te puede interesar