Uno de nuestros alumnos del Programa de Alta Dirección en Digital Business nos cuenta cómo la experiencia ha servido para tener una visión digital más profunda y completa.

Muchas y muy diversas son las razones que pueden llevar a un profesional a embarcarse con The Valley en un viaje haga algo más comprensible el proceso de transformación “digital” en el que se encuentran inmersas la gran mayoría de las empresas que nos rodean, desde las más tradicionales hasta aquellas de reciente creación en las que lo digital, en sentido amplio, constituye una buena parte de su ADN.

Nada mas finalizar la entrevista inicial en un PADDB y subir a bordo de The Valley uno tiene ya la sensación de que la experiencia que está a punto de vivir se aleja bastante de lo que acostumbran a ofrecer otras escuelas de negocios que aportan su experiencia en el mundo de la transformación.

Los primeros pasos hacia la transformación digital

A esa sensación inicial se une, desde la primera clase, la llamativa cercanía que se respira con los que serán tus compañeros de travesía en los próximos meses. Y eso, pese a lo diverso de las circunstancias y motivaciones nos llevaron a enrolarnos en esta aventura. Entre nosotros hay profesionales que buscan una puesta al día de sus conocimientos, apostando por una mejor preparación que les ayude a enfrentarse a los nuevos retos que sus organizaciones tienes por delante. Otros, en activa transición, buscan ampliar su formación para optar a nuevas posiciones a las que aportar la realidad aumentada de su experiencia reforzada por los conocimientos recién adquiridos. Los más espabilados, pero no por ello menos generosos y deseosos de compartir experiencias, buscan promover el espíritu emprendedor y dar con alguna idea brillante que llevar al mercado.

Cada uno vino por sus razones, pero todos volveremos a nuestras actividades profesionales con el convencimiento de que al enfrentarnos a la realidad que dejamos atrás estaremos rodeados de buenos compañeros, amigos y profesionales de sectores diversos, que hemos quedado unidos por una experiencia común que a ninguno ha dejado indiferente.

La diferencia de ser un Vallian

Ahora, y para siempre todos, más que compañeros de promoción, somos y seremos Vallians. Ser Vallian no es algo que se explique fácilmente. No se aprende en otros programas, ni está presente en otras escuelas, ni siquiera se habla de ello al inicio del curso. No lo da la mera convivencia entre cuatro paredes presididas por frases motivadoras sacadas de reconocidos libros de management. Ni siquiera el haber compartido intensos debates y experiencias profesionales sobre temas tan diversos como el cambio cultural necesario para que una organización sea capaz de adaptarse a un entorno VUCA en el que vale más un kilogramo de hacer que un kilogramo de decir, o cuál será el impacto de la Inteligencia Artificial o del Blockchain en nuestro futuro más inmediato. Es algo más que una etiqueta.

Ser Vallian es, ante todo, una nueva forma de ver las cosas. Una actitud frente al proceso de cambio que ayer se veía con recelo y ahora se percibe como natural e intrínseco a la evolución de una realidad que afecta por igual a todos tus compañeros, sean de la generación que sean. Apoyados en los vínculos de amistad que se construyen a lo largo del PADDB los Vallians, viajeros y Knowmads, del nuevo mundo que se abre ante ellos, se sienten capaces de ser protagonistas de la historia que a cada uno le toca vivir. Saben que tiene el apoyo del resto de compañeros, ahora amigos, que estarán ahí cuando los necesites, celebrando contigo tus éxitos, levantado fondos para arrancar tu próximo proyecto startup o poniendo a tu disposición la experiencia adquirida para liderar nuevos y disruptivos modelos de negocio con base tech.

Han transcurrido cerca de tres meses desde la primera clase y, ahora que el viaje llega a su fin, recuerdo lo que alguien dijo una vez “un viaje –y los PADDB en The Valley sin duda lo son- se mide mejor en amigos que en millas” y en esto la experiencia vivida, podéis creerme, no ha podido ser mejor.

Autor: Miguel Taúler, alumno del PADDB+20 y Chief of Resources and Organization en Hispasat

Te puede interesar