La búsqueda por voz, denominada Voice Search en inglés, es una tendencia que ya hemos comentado en este blog. Gracias al auge de dispositivos de IoT como los altavoces inteligentes o dispositivos conectados del hogar, la tecnología de los asistentes virtuales se incorpora en más aspectos de nuestra vida diaria y la necesidad de adaptar a un nuevo canal de comunicación es más necesaria.

Ya se les conocen por nombre: Siri, Alexa y Google Assistant. Estas tecnologías se encuentran integradas en los smartphones y también han pasado a los distintos formatos de dispositivos conectados. En este mercado, los tres grandes players no solo invierten en el desarrollo de los dispositivos físicos, sino también en las capacidades de los asistentes inteligentes. En una mezcla de lo digital y lo físico nace este nuevo paradigma de inteligencia artificial en la vida cotidiana.

¿Qué hace diferente a Google Assistant?

Uno de los asistentes inteligentes más relevantes es Google Assistant. En el último mes, Google estrenó nuevos dispositivos con más funcionalidades debido al desarrollo constante de Google Assistant. Pero, ¿qué capacidades tiene Google Assistant para diferenciarse de los demás sistemas? Aunque los asistentes inteligentes tengan las mismas funcionalidades básicas, su integración de aplicaciones distintas y adaptación a dispositivos nuevos hace que Google Assistant sea una opción destacable.

Podemos hablar de sus funcionalidades principales. Con la personalización, Google Assistant ofrece respuestas y soluciones a medida según los contextos de uso y basado en tus actividades habituales. Las funcionalidades como el “Resumen Diario”, conexiones con otras herramientas desarrolladas por Google (Calendario o Fotos, por ejemplo) e integraciones con aplicaciones externas hace que la experiencia sea completa. Además, la última actualización de esta tecnología añade nuevas funcionalidades novedosas e interesantes.

Mayor velocidad, mejoras en diseño y herramientas para todos

En octubre de este año, uno de los desarrollos anunciados de Google Assistant es una mejora en su velocidad. Gracias a una optimización del servicio, el asistente inteligente llega a ser hasta diez veces más rápido. Este aumento en velocidad facilita un rango de ventajas para todos los servicios.

En cuanto a los dispositivos del hogar, se destaca una mayor capacidad de reconocimiento facial. El sistema de inteligencia artificial ahora se potencia con un mayor número de perfiles faciales para cada hogar. También, Google Assistant dentro de estos dispositivos IoT es capaz de gestionar y asignar tareas y recordatorios para los miembros de tu hogar. Estas funcionalidades aumenta la facilidad de organizar tu casa con la ayuda de inteligencia artificial.

Google Assistant en tu móvil

Por otro lado, Google Assistant en los smartphones aumenta en capacidades tanto para los usuarios como las marcas. Un nuevo servicio llamado Duplex está integrado en el sistema para automatizar un proceso cotidiano: hacer reservas. A través de la automatización del proceso online y con llamadas programadas, un usuario puede planificar sus actividades sin tener que interactuar físicamente con su teléfono móvil. También, han mejorado las capacidades de traducción con su modo de intérprete (Interpreter Mode) que facilita traducciones de voz en vivo.

En cuanto a funcionalidades para empresas, las respuestas de búsquedas por voz son más editables y dejan opciones para mostrar imágenes o vídeos de alta calidad para impulsar la interacción del usuario con la marca. Además, Google Assistant tiene capacidades para programar aplicaciones de terceros dentro de su propia interfaz. Es decir, una empresa puede integrar las funciones básicas de su propia aplicación dentro de Google Assistant sin tener que salir del sistema mismo.

Un mundo de posibilidades

En resumen, los asistentes inteligentes ofrecen mayores ventajas a la hora de hacer las tareas diarias más amenas. Google Assistant y el ecosistema de productos Google es uno de los sistemas en el mercado que apuesta fuertemente por la automatización y la inteligencia artificial. Ahora, queda en las manos del cliente qué solución quiere utilizar.

Autor: Niccolo Olivares, Marketing Intern en The Valley

Te puede interesar