Antes de conocer cómo las empresas atraen y retienen el talento dentro de sus organizaciones, vamos a conocer qué se entiende por Employer Branding, cuándo surge este término y cuáles son sus ventajas. El Employer Branding – cuya traducción en castellano sería “marca empleadora” – es la imagen que tifene una compañía como empleador. Este término, no solo hace referencia a la reputación obtenida con respecto a los empleados actuales de una empresa, sino también frente a antiguos trabajadores, candidatos potenciales, clientes y la sociedad en general.

¿De dónde viene el concepto de “marca empleadora”?

El concepto de Employer Branding aparece por primera vez en Estados Unidos durante los años 60 a raíz de un estudio realizado por un hospital. Este estudio mostraba que la reputación del centro estaba directamente relacionada con la retención del mejor personal sanitario. Hay que resaltar que, este término, no cobró importancia hasta los años 80 con la expansión económica y el descenso de la población activa, debido a que había más demanda de talento que oferta de profesionales y las empresas empezaron a crear estrategias para poder atraer a los mejores. En España, el concepto de Employer Branding no comenzó a incorporarse en la estrategia de las empresas hasta el comienzo del siglo XXI a causa del crecimiento económico.

Pero, ¿por qué en los últimos años oímos tanto este término o por qué las empresas lo incluyen dentro de sus planes estratégicos y de recursos humanos? Un dato importante es que el 62% de las compañías considera que el Employer Branding es una prioridad empresarial, según el estudio 2020 Outlook: The Future Of Employer Branding de Universum, en el que han participado 2.500 profesionales de 18 países.

Las ventajas del Employer Branding

El primero de los motivos es porque cada vez los candidatos están más informados, ya que tienen acceso a una gran cantidad de información en internet (redes sociales, blogs, portales de empleo, etc.). ¿El segundo? El mercado del talento es cada vez más competitivo, sobre todo en perfiles digitales y tecnológicos. La suma de estos dos factores hace que las empresas con mejor Employer Branding sean las que consigan los mejores candidatos y por lo tanto, el mejor talento. Si una compañía quiere ser competitiva y atraer el mejor talento, debe cuidar mucho su presencia, sobre todo en el mundo online.

¿Cuáles son las ventajas de implantar una estrategia de Employer Branding en las organizaciones?

  • Peticiones constantes de candidatos para formar parte de la empresa
  • Se evita la escasez de talento
  • Los empleados son más fieles, y como consecuencia, hay menos absentismo y rotación de personal
  • Se reducen los costes de contratación
  • Se refuerza el sentimiento de pertenencia y con ello, la motivación e implicación de los trabajadores
  • Diferenciación con respecto a la competencia
  • Mejora la imagen de marca de cara a la sociedad
  • Mejora de los resultados empresariales

Una vez aclarado qué es el Employer Branding, vamos a contar cómo hacen las compañías para atraer y retener talento.

Sacando provecho de tu marca

En la actualidad, las empresas aplican agresivas políticas de beneficios sociales como es incluir un seguro médico, la posibilidad de teletrabajar, un mayor número de días de vacaciones, ofrecer en la oficina comida saludable, acceso a centro deportivos, la posibilidad de guardería, fisioterapeuta, etc. para poder retener y atraer talento.  Y no solo eso, también permiten una mejor conciliación de la vida personal y profesional, aplicando por ejemplo horarios flexibles en los que el empleado decide cuales son sus horas de trabajo.

Otras de las acciones que realizan las empresas es implantar tecnología punta en sus compañías, abordar proyectos innovadores, implementar planes de carrera y formaciones atractivas, trabajar con metodologías agile y dar visibilidad y liderazgo de proyectos a sus empleados a diferentes niveles para así hacerles sentir parte de los resultados de la compañía.

En definitiva, el Employer Branding es una estrategia que todas las compañías deben contemplar si no quieren perder a los mejores profesionales del mercado.

Autor: Virginia Bautista –  Operations Manager en The Valley Talent

Te puede interesar