Campañas Instagram

Instagram cumplirá en breve 9 años y está claro que esta red social ha crecido desde entonces a pasos agigantados. En su comienzo, donde Facebook reinaba como plataforma social, Instagram se adivinaba más como una herramienta para fotógrafos en la que podías incluir algunos filtros y mejoras a tus imágenes.

Pero desde que fue comprada por Zuckerberg , las posibilidades y mejoras que se han ido añadiendo ha hecho que sea la plataforma preferida por muchos. Añadir el sistema instantáneo de stories ha tenido mucho que ver en este éxito pero… ¿y qué hay de las campañas de paid social que se llevan a cabo con Instagram? ¿Tienen los buenos resultados que cabría esperar?

¿Merece la pena invertir en campañas de Instagram?

Depende. No hay una respuesta rotunda ya que difiere de quién sea tu target. Deberás valorar (entre muchos otros datos) su rango de edad y si tus productos o servicios encajan en esta red. No olvides además que tienes que tener optimizada en versión mobile tu landing page ya que se trata de una red social que solamente puede utilizarse desde el smartphone, por lo que siempre hay que tenerlo en cuenta a la hora de pensar en el comportamiento del usuario. 

Por lo tanto, la parte clave para decidir si te merece la pena invertir en Instagram es analizar a tu público objetivo y conocer si son posibles usuarios para ver cómo podemos impactarles. 

Algunos sectores tienen ya comprobado que esta plataforma es un canal que les convierte muy bien. Tanto a niveles de branding como de performance las campañas de Instagram de eCommerces de moda, joyería, restaurantes, sector viajes u hoteles son cuentas que tienen gran engagement con el público, que suele ser más joven y está acostumbrado a manejar a la perfección este tipo de redes.  

Formatos de anuncios para campañas de paid media

Cuando creamos una campaña de Instagram tenemos que tener en cuenta que a los usuarios les impactan diariamente multitud de publicidad en distintos canales, por lo que si no queremos ser un anuncio más, tenemos que apelar a la personalización lo mejor que podamos. 

Existen varios formatos y estrategias que seguir en tus campañas. Vamos a ver las tres principales y que más se utilizan hoy en día:

  • Contenido patrocinado: es el anuncio que creas y que aparece en el feed de la red social. Puede ser una sola imagen, un carrusel con varias o incluso vídeos. ¡Recuerda! Ve al grano y no hagas copies demasiado largos, al público no le gusta leer párrafos interminables, el contenido píldora es el rey. 
  • Stories: aprovechar nuestros anuncios en stories es siempre una buena idea ya que cada vez se consumen más y tienen mayor visibilidad. Tal y como comentamos en el punto anterior, tiene que ir muy al grano, pues solo tienes unos segundos (10 en concreto para imágenes y 15 para vídeos) para captar la atención de tu público en formato vertical. Texto, vídeo, colores, interacción con stickers…. son muchas las creatividades que puedes utilizar y el usuario, simplemente deslizando hacia arriba, podrá llegar a tu landing para saber más. ¡Importante! Puedes configurar el número de impactos diarios que tiene tu ad story en un usuario, por lo que tenlo en cuenta para no “quemarle” demasiado. 
  • Influencers: no podemos olvidar que el marketing de influencers debe englobarse dentro de las campañas de Instagram. Sin duda, si se elige y se hace un buen briefing podemos llegar a conseguir resultados sorprendentes. El engagement de parte de estas figuras funcionan muy bien con algunos productos y servicios y tienen a un público muy fiel. 

No olvides que, aunque la parte del anuncio la tengas muy trabajada, la página de aterrizaje también debe estarlo para no provocar una alta tasa de rebote. Si haces una muy buena campaña pero no cuidas este punto, habrás invertido en vano. 

El pre, el durante y el post: planificar, monitorizar y analizar

Como en todas las estrategias que llevamos a cabo debemos diferenciar entre los tres puntos clave de la misma:

  • Planificación: para que una campaña de Instagram funcione debemos tener una planificación bien formada. Target, objetivos, presupuesto, duración… cada detalle debe estar pensado para que consigamos lo que estamos buscando y en el momento en el que analicemos los datos, sepamos si hemos ido por el buen camino o si en el futuro deberemos cambiar de estrategia. Prueba y error son acciones que siempre hay que tener en cuenta hasta que lleguemos a conocer qué es lo que realmente funciona con nuestro product, por lo que no tengas miedo a fallar, es la única manera de terminar dando en el clavo. 
  • Monitorización: una vez tengamos activa nuestra campaña de Instagram tras las tareas anteriores, no podemos dejar que simplemente fluya hasta la fecha de finalización. Es interesante que diariamente observes los resultados que está obteniendo, veas (si has hecho test A/B) qué grupo de anuncios funciona mejor y conozcas cuál es el público que más se está interesando por ello. No podemos hacer cambios a las pocas horas de activar nuestra publicidad pero si después de un tiempo prudencial estás viendo que la campaña no está funcionando, comienza a hacer modificaciones y a ver cómo puedes optimizarla. 
  • Análisis: sin lugar a dudas, tras finalizar una acción de este tipo debemos analizar cómo han funcionado nuestras campañas para seguir por el mismo camino si el resultado es positivo o cambiar nuestra estrategia. ¿Qué debemos tener en cuenta en nuestras KPIs respecto a estas campañas de paid social? Hace unas semanas hablábamos en este mismo blog sobre la medición en redes sociales de forma más orgánica, pero si hablamos de publicidad e inversión en Instagram tenemos que ver varios puntos importantes: 

Alcance: te interesará más o menos dependiendo de si es una campaña de branding o de performance. Si es muy alto respecto a los clics quizá sea necesario que lo revises…

CTR: el Click Through Rate es el indicador más global, el que resume si es el porcentaje con el que nos queremos mover o es más alto o bajo de lo que nos pusimos como objetivo. 

Clics al anuncio: nos dirá a cuántas personas les ha interesado nuestra campaña como para hacer clic en ella y saber más. Estos clics, ¿han convertido después?

Grupo de anuncios/copies: debemos ver cuáles son las imágenes y los copies que mejor han funcionado en visión global. Esto será clave para estructurar futuros anuncios. 

Conversiones: es uno de los objetivos de performance que muchas compañías se fijan en sus campañas de Instagram, por lo que tenemos que conocer el número y estudiar junto al resto de datos recogidos si es un buen resultado. ¿Cuál es el porcentaje respecto a los clics? 

El CPL y el CPA son indicadores que también puedes medir en tu analítica posterior pero lo que tienes que tener muy claro es que son datos que deben ayudarte a campañas futuras y a intentar conocer más al usuario de esta red social.

No hay duda de que Instagram puede ser una herramienta de éxito para tus campañas de marketing, por lo que una buena estrategia tanto orgánica como de pago te ayudará a conseguir resultados.

En próximos post hablaremos de las estratregias que mejor están funcionando en este tipo de campañas… ¡no nos pierdas la pista! Y si quieres aprender más sobre estas estrategias de marketing e invertir en campañas reales, te recomendamos que eches un vistazo a nuestro Executive Program in Digital Marketing.

Autora: Lucía Palma Escobales, Marketing Expert en The Valley.

Te puede interesar