MENÚ
blog

Consejos para crear una empresa: ¿cómo aplicar el método Lean startup?

Por 11 febrero, 2016 Sin comentarios
Método Lean

Hace un par de años, cuando comencé a plantearme la idea de crear una startup, tuve la suerte de enterarme de que un tal Steve Blank (un gurú en el mundo de emprendedores), predicaba que 9 de cada 10 startups desaparecen en menos de dos años, y que solo 1 de cada 59 ideas tiene éxito. Según él, esto suele ocurrir por falta de clientes, las empresas crean productos que nadie quiere.

Estos datos me asustaron, solo por estadística mi idea tampoco sería exitosa. Pero no llegaron a desanimarme, y decidí intentar disminuir la probabilidad de fracaso aplicando la metodología LEAN startup, en especial dos de sus premisas:

1. Tu gran idea, tan solo es una hipótesis, valídala: Al principio, todo tu tiempo lo inviertes en buscar un modelo de negocio que funcione, pero estas reflexiones acerca del producto, de sus fantásticas funcionalidades, de quiénes son tus clientes, sus problemas, cuánto están dispuesto a pagar, etc., solo son hipótesis, que debemos validar. Y además hay que hacerlo de forma rápida y barata. Una buena forma es a través del uso de prototipos, ya que es muy importante entender qué quieren los consumidores y cuánto estarían dispuestos a pagar por ello.

2. Pregunta al mercado, “Get out of the building”: La forma de validar tus hipótesis es saliendo a la calle a contar tu idea y pedir opinión. Nosotros utilizamos el famoso Canvas, una herramienta que te ayuda a generar modelos de negocio a base de validar e invalidar tus hipótesis mediante experimentos con la gente.

Cómo aplicamos la metodología Lean en las fases iniciales de Neki:

1. Fase Exploración/Idea

Me percaté de que la responsabilidad de un maestro cuando sale de excursión con niños pequeños es enorme, por lo que pensé en desarrollar las pulseras bluetooth Neki para los alumnos. Se conectan al móvil de los profesores, para que cuando algún niño se aleje 10-40 metros, rápidamente salte un aviso y así poder actuar para evitar que se pierda.

Antes de invertir en prototipos, lo primero que hice fue definir un experimento que validaría o invalidaría mi hipótesis: visité 25 colegios para contarles el proyecto y ver si les resultaba interesante. ¿Qué ocurrió? La idea no acababa de encajar, los colegios no estaban dispuestos a pagar por las pulseras, así que mi hipótesis fue invalidada. Tuve que pivotar hacia un sector más general, el de padres y madres, ya que los propios profesores me decían que no iban a comprar 40 pulseras para su clase, pero sí para una para su hijo/a.

Sin embargo, la idea de que los padres y madres iban a estar interesados en pagar por mis pulseras seguía siendo una hipótesis, por lo que realicé tres experimentos:

  • Fui a la salida de los colegios, a parques y a centros comerciales para contarles el proyecto a padres y madres.
  • Creé una Landing page, una web muy sencilla donde explicas tu idea y la gente puede dejar su correo electrónico para recibir más información. Utilicé la plataforma gratuita LaunchRock e invertí 25 € en Google Ads para promocionarla.
  • Tras ver que había conseguido 160 correos de gente interesada, les mandé una encuesta para seguir conociendo a mis futuros clientes. Gracias a estos experimentos aprendimos muchísimo, validamos varias de nuestras hipótesis y pudimos pasar a la siguiente etapa.

busqueda_y_desarrollo_Prototipos

Fase prototipos:

Una vez validada la idea, empezamos a hacer prototipos, siempre de la mano del cliente. El método Lean startup se centra en la velocidad, testear rápido las hipótesis y aprender sobre los clientes para iterar sobre el prototipo hasta tener lo que realmente desean. Nosotros empezamos con mockups de la aplicación, esto son pantallas que simulan el funcionamiento de la aplicación sin tener todavía la parte funcional desarrollada. Es muy útil, ya que es más sencillo y barato cambiar partes de la aplicación en la fase de diseño que en la fase de desarrollo.

En cuanto a las pulseras, buscábamos desarrollar un Mínimo Producto Viable (MVP), para ello hicimos uso de impresoras 3D y de pulseras que ya existían en el mercado. Como consejo, cuidado con los marcados CE de China, a veces te intentan confundir con las iniciales de China Export.

Fase SET UP: Fabricación

Tras seis meses de muchas iteraciones junto al cliente conseguimos un prototipo casi vendible y una imagen de marca. En ese momento, parece que ya estás cerca del lanzamiento al mercado, pero evolucionar de ese “prototipo vendible” a un producto final para el gran consumo es otro gran paso.

Los temas de fabricación en una start-up de hardware dificultan y encarecen bastante esta fase. Hay que hacer moldes de acero, diseño de las placas electrónicas, certificaciones, etc. Todo ello es sinónimo de seguir invirtiendo tiempo y dinero, lo cual es más fiable si has estado validando las distintas ideas con los clientes durante todo el proceso.

Reflexión:

¿Qué sentido hubiera tenido invertir seis meses de desarrollo en mi idea inicial de las pulseras para los colegios, para que cuando acabara, les presentara mi prototipo vendible y enterarme de que no están dispuestos a pagar por ello? Si en Neki no hubiéramos estado siempre junto al cliente haciendo experimentos, posiblemente ahora mismo seríamos una más de las duras estadísticas de fracaso.

Autor: Rafa Ferrer Sánchez, Co-Founder & CEO en Neki Creactivos
https://es.linkedin.com/in/rafafs

Leave a Reply