MENÚ
blog

6 consejos para diseñar un anuncio de display perfecto

Por 15 septiembre, 2016 Sin comentarios
6-consejos-para-disen%cc%83ar-un-anuncio-de-display-perfecto

Las campañas de publicidad display son imprescindibles para dar a conocer un negocio y aumentar el número de usuarios interesados en él, esto es, impulsar su visibilidad y hacer que ésta resulte beneficiosa para la compañía. Pese a que puede resultar algo evidente, no deja de ser una práctica complicada hasta para los marketers más expertos. Es por eso que, a continuación, vamos a darte unos consejos fundamentales para diseñar el anuncio de display perfecto. Y es que de él depende, en gran medida, que un usuario se interese por el producto o servicio que ofertamos y acabe haciendo clic para adquirirlo.

1. Emplear eficazmente el texto, el color y las imágenes

El diseño debe ser simple, sin artificios y cuya línea general respete el branding de la empresa en todo momento. Lo más aconsejable es utilizar pequeñas píldoras informativas que digan mucho en pocas palabras. Es por eso que los copys deben aprovechar ese espacio tan reducido para “enganchar” al usuario mediante ingenio, transparencia y grandes dosis de honestidad.

La tipografía, al igual que las imágenes elegidas para el anuncio, debe ser de calidad, 100% legible y de un tamaño adecuado para el espacio del inventario que tenemos a nuestra disposición. Además de calidad, las imágenes tienen que evocar profesionalidad y buena optimización, de forma que no haya lugar a que se pixelen o se vean borrosas. Lo mejor para asegurarnos de que obtenemos la mejor versión de la imagen es contratar a un fotógrafo publicitario o un banco de imágenes con una amplia variedad de fotografías de temática relacionada con nuestra oferta.

En cuanto a los colores, recomendamos los sólidos frente a los flúor que, pese a que resaltan más ante el ojo humano, se ha demostrado que funcionan peor.

2. Crear imágenes personalizadas

En caso de que el banco de imágenes no sea suficiente, tendremos que partir desde cero, creando las imágenes nosotros mismos o con la ayuda de un profesional. La principal directriz es usar imágenes PNG transparentes de 24 bits, siempre que sea posible. Este formato parece mucho más profesional ya que, en él, el fondo de la imagen y del anuncio coinciden. Si no contamos con una imagen de estas características, es vital cerciorarse de que la paleta de colores del anuncio coincide con el fondo de la imagen.

3. Incluir un Call To Action

El Call To Action, o CTA, es una de las partes más importantes de un anuncio de display. Su propósito es llamar la atención del usuario e indicarle el lugar en el que debe hacer clic y por qué debe hacerlo. Es especialmente relevante en anuncios basados en imágenes, puesto que el usuario quizás no sepa en qué parte de los mismos tiene que hacer clic. Igual de significativo es que el usuario sepa por adelantado qué ocurrirá al clicar sobre el CTA: “Más información”, ”Compre ahora”…

Existen muchas posibilidades, tantas como la gran cantidad de técnicas que existen para hacer más atractivo un botón de este tipo. Pueden utilizarse flechas u otras señales direccionales que lo apunten directamente, que el propio botón sea tridimensional o dejar un espacio vacío a su alrededor para que destaque por sí solo. Para elegir el color hay que tener en cuenta tanto el estilo corporativo como el producto ofertado y la audiencia a impactar. Respecto a la ubicación, sería óptimo cualquier lugar por encima del punto de scroll.

business-690675_1280.jpg4. Incorporar precios, promociones y ofertas

Si ofrecemos elementos especiales, como códigos de descuento, ofertas exclusivas o promociones temporales, debemos asegurarnos de que el usuario puede visualizarlos. Y es que no hay nada mejor que una rebaja en los precios para impulsar las decisiones de compra. Si optamos por ofrecer un promocode en nuestros anuncios, tendremos que valorar cómo va a influir en nuestros márgenes, de ahí que tengamos que elegir entre estáticos y dinámicos.

• Estáticos: son aquéllos que no están restringidos por cliente y/o transacción individual. En líneas generales, son sencillos de implementar y no son necesarios algoritmos complejos para incluirlos en las campañas. Por el contrario, son fácilmente compartibles y esto puede hacer que acaben en foros masivos sobre descuentos.

• Dinámicos: son ofertas individuales, válidas para un único uso. Es una técnica más sofisticada que la anterior, pues requiere más trabajo, cuidado y atención. Lo bueno es que nos ayuda a proteger nuestros márgenes porque sólo ofrece descuentos a los usuarios que, según nuestro criterio, se lo merezcan.

5. Testear varios anuncios

¿No estamos realmente seguros de que un anuncio funcione? Lo mejor es despertar la propia creatividad sin salirnos del branding corporativo mediante la realización de diversas pruebas, o test AB. AdWords, por ejemplo, tiene la opción de mostrar automáticamente los anuncios que presentan un mejor rendimiento. La idea es estar preparado, evaluar y no dejar de hacerlo nunca, pues el testing nunca finaliza.

6. Adaptar los anuncios a dispositivos móviles

En la actualidad ya podemos conectarnos a Internet desde cualquier lugar y en cualquier momento. Y es que no hay duda de que el mundo mobile le está ganando la partida al desktop. Los anuncios más empleados en dispositivos móviles comprenden desde banners hasta vídeos, pasando por intersticiales o textos interactivos.

Autor: Ve Interactive @VeInteractiveES , www.veinteractive.com